martes, 26 de enero de 2010

WWF señala diez especies españolas amenazadas que requieren una protección urgente


El atún rojo, el lince ibérico, el alcornoque o el esturión son algunas de las diez especies que corren un serio peligro de desaparecer en España. A partir de hoy, y durante dos días, tiene lugar la Conferencia Europea sobre Biodiversidad en Madrid.

WWF reclama un impulso de las políticas de conservación de la naturaleza, como la aplicación de las leyes de Patrimonio Natural y Biodiversidad, o la Ley de Desarrollo Rural. Este objetivo implica aprobar, entre otras medidas, las directrices para la gestión de Red Natura 2000, en la que están incluidas gran parte de las especies más amenazadas de España.

WWF destaca 10 especies a las que prestar una atención especial dada su enorme vulnerabilidad y el enorme riesgo de extinguirse que corren si no se ponen en práctica urgentemente medidas sólidas que frenen su declive. Entre ellas se encuentran algunas tan populares como el oso pardo o el lince ibérico, y otras mucho menos conocidas como el desmán del Pirineo o la cerceta pardilla.

Hoy se celebra en Madrid la conferencia europea ‘Meta y visión post – 2010 en materia de Biodiversidad. El papel de las Áreas Protegidas y de las Redes Ecológicas en Europa’. Se trata de la primera reunión en Europa de las que tendrán lugar en todo el mundo con el fin de establecer unas normas que pongan freno a la pérdida de biodiversidad a escala global.

España es de uno de los países más ricos en biodiversidad de la UE. Sin embargo, las políticas que se vienen desarrollando son absolutamente contrarias a la consecución de este objetivo y la situación es cada vez más dramática.

Algunas de estas especies son claros indicadores del impacto de nuestras políticas sectoriales en el medio ambiente y su recuperación implicaría recuperar el hábitat, los ecosistemas donde viven y replantear las políticas que estamos aplicando.

El planeta pierde biodiversidad a paso agigantados y este hecho tiene importantes consecuencias en nuestra vida. Este problema afecta directamente nuestras vidas, ya que está estrechamente ligado a la salud y la economía, algo que se deja ver, especialmente, en las regiones más pobres del mundo. En los países en desarrollo muchas comunidades dependen de su entorno natural de manera directa, por lo que la pérdida de biodiversidad tiene un impacto dramático en su supervivencia.

Según la UICN, cada año se extinguen en el planeta entre 10.000 y 50.000 especies. En la última edición de la Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN, de las 47.677 especies evaluadas, 17.291 están en peligro de extinción (es decir el 36%). WWF destaca 10 especies amenazadas, a escala global, que se encuentran en grave peligro. Ver lista de especies amenazadas del mundo de WWF

El objetivo de la Conferencia es discutir sobre el objetivo post-2010 de protección de la biodiversidad. Por ello, WWF reclama un impulso de nuestras políticas de conservación, como la puesta en marcha de las leyes de Patrimonio Natural y Biodiversidad. Esto significa aprobar la correspondiente estrategia nacional, impulsar las actuales estrategias nacionales de conservación de especies y ratificar las directrices para la Red Natura 2000, de forma que se pongan en marcha los planes de gestión de los espacios naturales incluidos en esta red europea.

Para Luis Suárez, Responsable de Biodiversidad Terrestre de WWF España: “Estamos ante una dramática pérdida de biodiversidad. Tanto que los expertos hablan ya de la sexta extinción masiva de especies, la primera causada por el ser humano. Tenemos que revertir esta situación o la propia supervivencia del ser humano quedará amenazada”. Y concluye: “Desde WWF, reclamamos que el gobierno español, aprovechando la oportunidad que le brinda la Presidencia española para liderar una nueva política de conservación europea, muestre cuál es el camino que debe impulsar nuestro país”.

Fuente: El Portal del Medio Ambiente

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada